25Tue042017

Back Noticias Noticias de Lekeitio Noticias 2012 Una familia de Lekeitio subasta un tríptico de hace 500 años

Una familia de Lekeitio subasta un tríptico de hace 500 años

  • PDF

Una familia de Lekeitio saca a subasta una obra de arte que atesora desde hace 500 años. La pieza fue encargada en el siglo XV por el armador Nicolás Ibáñez de Arteita. Un tríptico flamenco gótico que representa la Piedad ha permanecido en manos de una familia de Lekeitio, pasando de generación en generación, desde finales del siglo XV hasta hoy.

Ahora, esta familia ha decidido desprenderse de una posesión de 500 años y el próximo día 21 subastará la tabla, que sale con un precio inicial de un millón de euros.

La subasta, que tendrá lugar en Subastas XXI de Bilbao el miércoles 21, tiene todos los elementos para despertar el interés de museos y coleccionistas de arte, pero cuenta con limitaciones, ya que el cuadro está inventariado como bien de interés cultural, y por tanto, no se puede exportar libremente. Por eso el tríptico debe ser vendido en el mercado estatal, y de ahí el precio de salida, un millón de euros, ya que, según el subastador Álvaro Jubera, en el mercado internacional alcanzaría "siete o u ocho veces" el valor del que parte ahora.

La obra, un óleo sobre madera, fue realizada entre 1480 y 1490 por un anónimo pintor de Brujas conocido como el maestro de la leyenda de Santa Lucía, y es similar, pero más grande, que el Tríptico de la Piedad del mismo autor expuesto actualmente en el museo Thyssen de Madrid. El pintor es conocido por ese sobrenombre porque su obra más renombrada son unas escenas de la vida de Santa Lucía pintadas en la iglesia de Santiago.

El tríptico fue un encargo privado para una capilla particular, realizado por Nicolás Ibáñez de Arteita, un armador muy importante de Lekeitio en el último cuarto del siglo XV. Tanto este donante -la persona que encargó el cuadro- como su esposa aparecen pintados en las tablas laterales, como era costumbre de la época. En la tabla central se representa la Piedad o lamentación de María, con el cuerpo de Cristo muerto, y al fondo la ciudad de Brujas. Por las torres que aparecen en el lienzo se ha datado el cuadro entre 1480 y 1490.

Álvaro Jubera explicó que el cuadro no ha salido en 500 años de la familia del armador lekeitiarra que lo encargó; estuvo una época cedido en el convento de las dominicas de Lekeitio y unos años en el museo de arte sacro de Corella (Navarra), pero siempre dentro de la colección particular de esta familia.

Sobre el valor que podría alcanzar la obra, Jubera insiste en que una subasta internacional aumentaría notablemente su cotización y pone el ejemplo de una subasta realizada en 2002 en Sotheby's en la que se adjudicó una tabla con una virgen entronizada del mismo autor por más de un millón de euros, y eso que era una tabla mucho más sencilla y pequeña. En concreto medía 33 por 43 centímetros, mientras que el tríptico que pone a la venta la familia de Lekeitio mide 1,70 metros de alto por 2,90 de ancho.

Las tablas exteriores también están pintadas por detrás, de manera que es un tríptico compuesto por cinco pinturas. Destacan el colorido y la sutileza de las capas de los personajes, muy minuciosos en sus trazos.

los compradores Álvaro Jubera destacó que "no ha salido una pieza gótica en el mercado nacional de estas características en muchísimo tiempo, pero al tener que ceñirnos al mercado nacional, no está al alcance de mucha gente. El perfil del comprador tiene que ser una institución, un museo, o algún coleccionista, que los hay, pero muy pocos".

La obra es impresionante y su reproducción abre la pagina web de la casa de subastas. En la misma sesión de ventas se ofertará también una obra de Ignacio Zuloaga, El garrochista, un cuadro que ya fue expuesto en el museo de Bellas Artes de Bilbao. Se trata de un óleo perteneciente a una colección particular que sale con un precio de partida de 275.000 euros.

Hace algo más de un año -en noviembre de 2010- Subastas XXI de Bilbao fue la encargada de vender un cuadro de Murillo que se adjudicó nada más abrirse la puja por 350.000 euros.