23Tue052017

Back Noticias Noticias de Lekeitio Noticias 2011 La Policía local vuelve al Consistorio

La Policía local vuelve al Consistorio

  • PDF

Bildu considera la demanda de los agentes para dejar las oficinas que comparten con la Ertzaintza desde hace más de dos año.

La Policía Municipal de Lekeitio regresará en breve a los bajos de la Casa Consistorial. El nuevo equipo al frente del Ayuntamiento dirigido por Bildu ha aceptado las reivindicaciones de los agentes de abandonar las dependencias que durante dos años y medio han compartido con la Ertzaintza.

01julio

El departamento de Interior mantiene una subcomisaría en la avenida Pascual Abaroa, dependiente de la Ertzainetxea de Ondarroa, destinada a labores de atención directa al ciudadano y de recogida de denuncias.

«No somos trabajadores del Departamento de Interior sino del Ayuntamiento», reiteraron portavoces de LAB en la concentración que protagonizaron ayer frente al Consistorio para denunciar el anteproyecto de la Ley de Ordenación del Sistema de Seguridad Pública de Euskadi. «Con esa Ley quieren hacer lo mismo que se ha hecho en Lekeitio, erradicar la autonomía municipal de los agentes para colocarnos bajo el control de Interior», insistieron.
La plantilla de la Udaltzaingoa, integrada por nueve agentes y dos auxiliares contratados para reforzar los meses estivales, ha valorado de manera muy positiva la medida adoptada por el Consistorio. «El traslado ejecutado hace dos años y medio fue realizado con el rechazo del 90% de los agentes.

Ahora sucede a la inversa. Casi todos quieren regresar a la Casa Consistorial porque somos empleados del Ayuntamiento», recalcaron.
Los planes materializados por la anterior Corporación, liderada por el PNV, fueron duramente criticados y rechazados tanto por ELA como por LAB. Los sindicatos denunciaron entonces que los locales por el hecho de albergar un centro de la Policía Autónoma eran «por desgracia, objetivo prioritario de ETA por lo que el traslado reporta riesgos tanto para la guardia urbana como para todos los ciudadanos que se acerquen allí».


Adecuación de la comisaría

Además de lamentar la ausencia de planes de evacuación, consideraban que las dependencias «pueden ser correctas para un uso puntual, como sucede en la actualidad por parte de la Ertzaintza, pero al incrementar el número de horas de utilización y las personas que pasan por ellas, supone un aumento considerable del riesgo». A su juicio, no hacía falta juntar «dos cuerpos con tareas, protocolos y competencias muy diferentes».


Entre las razones esgrimidas por el anterior Ayuntamiento para acometer el traslado figuraba las reducidas dimensiones de la comisaría, repartida en tres pequeños despachos y un vestuario, y la ausencia de un calabozo de garantías. Esta precaria situación se vio agravada tras la instalación de un ascensor en el interior de la Casa Consistorial que afectó directamente al espacio que ocupaba la guardia urbana. El acuerdo entre Interior y el Consistorio lekeitiarra para compartir las instalaciones tenía una vigencia de cuatro años, prorrogables hasta diez.


«Antes de regresar, será necesario acometer algunas obras de adecuación de la comisaría hasta buscar un local municipal que responda a nuestras necesidades», informaron a este periódico.