21Mon052018

Back Historia Lekeitianos Lekeitianos Ilustres Antonio Adan de Yarza Tavira

Antonio Adan de Yarza Tavira

  • PDF

Personalidad vizcaína del siglo XVIII. Hijo de Fernando Adán de Yarza y Bernarda de Tavira. 

Heredó los cargos de Preboste y de Alférez Mayor Perpetuo de Lekeitio. Como Preboste mantuvo diversos conflictos con la Cofradía de Mareantes de la localidad, en razón de que ésta no quería reconocerle su cargo.

En 1784 figura residiendo en Bilbao, pasando posteriormente a vivir en Madrid; el mismo año era miembro supernumerario de la Bascongada. Elemento muy activo en la política local de la capital vizcaina, se encontró entre los promotores de un proyecto (1796) de teatro en Bilbao, el primero que existió en la Villa, que fue construido en 1799 con el nombre de Coliseo. 

En 1800, fue designado, junto con Murga y otros notables por el Ayuntamiento bilbaino miembro de la comisión encargada de revisar el Manifiesto Histórico relativo a los servicios prestados por Bilbao durante la Guerra de la Convención, sobre la presunta colaboración de personalidades destacadas con las tropas enemigas durante la ocupación del ejército de la República Francesa. 

Ocupación napoleónica 

Participó en la comisión que fue a Vitoria para entrevistarse con Fernando VII en abril de 1808 a fin de que éste confirmara los Fueros de Bizkaia. Al año siguiente actuó como Comisionado en Corte, siendo designado, junto con Yandiola, para expresar ante José I la lealtad de la Diputación General a su persona y al Estatuto de Bayona. Durante la invasión napoleónica fue miembro de la Comisión de Subsistencias, creada por las Juntas Generales para proporcionar suministros a las tropas imperiales. En mayo de 1809, cuando esa comisión cambió de nombre para transformarse en "Junta de Subsistencias", siguió formando parte de ella. Fue nombrado en 1810 como miembro sustituto del Consejo de Provincia de Bizkaia por el general Thouvenot, cubriendo las ausencias de alguno de los titulares hasta octubre de 1810, fecha en que, por renuncia del consejero Larrea, accedió a la titularidad. En 1812 fue nombrado por el conde Dorsenne como integrante del Consejo de Intendencia de Bizkaia, figurando en este organismo desde abril a julio de ese año. Recibió del gobierno de José I de la Cruz de la Orden Real de España. Tras el final de la guerra fue recusado por su colaboración con el poder napoleónico. Tuvo que esperar al Trienio Liberal para que pudiera volver a la política municipal. Así, en abril de 1820, fue nombrado regidor del Ayuntamiento de Bilbao, siendo reelegido el año siguiente. 

Actividad en Juntas 

Asistió a las Juntas de Merindades de enero, agosto y noviembre de 1799 representando a Busturia. En 1800 participó de nuevo en las Juntas de Merindades volviendo a ostentar el poder de Busturia. En junio de 1808 intervino como apoderado en Juntas por la Villa de Bilbao. Finalmente, figuró como apoderado por Ereño en las Juntas de 1833. Su prestigio se mantuvo durante la época de la primera guerra carlista. Así, en agosto de 1834, fue elegido árbitro para mediar entre el Ayuntamiento y algunos particulares en razón de los problemas que provocaba la construcción de la llamada Plaza Nueva de Fernando VII. 

Su última actuación pública conocida tuvo lugar cuando formó parte del cuerpo de los mayores pudientes en orden a las
elecciones celebradas en Bizkaia en junio de 1834 para cumplir con lo dispuesto en el Estatuto Real. 

Se casó el 19 de diciembre de 1787 en Bilbao con Ramona María de Barbachano, vinculándose con este matrimonio a
una de las familias de comerciantes más importantes del Bilbao de la época.