17Sun122017

Back Historia Acontecimientos Los Adan de Yarza Prebostes II

Prebostes II

  • PDF

11º-Juan Adán de Sámano / Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez.- Hija de Martín García Adán de Yarza y de Ana Pérez de Idiaquez y Lili, aparece en la documentación como Magdalena Adán de Yarza y Zubiera; heredó los solares de Yarza y Zubieta, pudiéndolo hacer según el Fuero de Vizcaya excluyendo a los hijos varones.

Por contrato matrimonial concertado en 29 de julio de 1557, Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez, contrajo matrimonio con Juan de Sámano, hijo y heredero del secretario Juan de Sámano y de Juana de Castejón, el cual, por una cláusula de las capitulaciones matrimoniales, pasaría a nombrarse en adelante Juan Adán de Sámano.

Del mismo modo, Martín García Adán de Yarza, renunció en su yerno Juan Adán de Sámano el prebostazgo de la villa de Lekeitio, la alcaldía del Fuero de Vizcaya, el patronato de la iglesia de San Miguel de Ereño y todas las otras mercedes.

No tuvieron descendencia, debido a lo cual, por testamento de 5 de abril de 1584, Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez, dueña de los solares de Yarza y Zubieta, nombró heredera universal de sus bienes y títulos a su sobrina Magdalena Adán de Yarza y Uribe, hija de su hermana María Adán de Yarza y de Santiago de Uribe.

Aun vivía su esposo Juan Adán de Sámano, pero, al ser ella la heredera del linaje de Adán de Yarza, era la única legitimada para nombrar heredero, respetando escrupulosamente la línea sucesoria del linaje.

Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez murió entre 1584 y 1588.

12º-Santiago de Uribe / María Adán de Yarza e Idiaquez.- Hija de Martín García Adán de Yarza y de Ana Pérez de Idiaquez y Lili, aparece en la documentación como María Adán de Yarza y Zubiera; casó con Santiago de Uribe, hijo del capitán García de Uribe y de María Ortiz de Abaroa, propietaria de la casa-torre Upa-etxea sita la plazoleta de Arranegi de Lekeitio. Santiago de Uribe era nieto paterno de Juan de Uribe y de Teresa de Vizcarra. Fueron sus hermanos, el Almirante Juan de Uribe y Apallua casado con María de Ozaeta, y Domingo de Uribe.

Tuvieron cinco hijos:

  1. Martín García Adán de Uribe Yarza, al cual no se le conoce descendencia;
  2. Juan García Adán de Uribe Yarza, casado con Catalina de Ressa Larrategui, con descendencia;
  3. Magdalena Adán de Yarza y Uribe casada con Antonio Navarro de Larrategui, que heredó los solares de Yarza y Zubieta, con descendencia;
  4. María Ortiz de Uribe casada con Domingo de Ynsaurraga, con descendencia, y
  5. Teresa de Yarza, monja.

Desde la muerte de Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez hasta la mayoría de edad de su sobrina Magdalena Adán de Yarza y Uribe, fueron los padres de esta, María Adán de Yarza y Santiago de Uribe, quienes llevaron la administración de los bienes heredados de su tía. Su padre Santiago de Uribe actuó como preboste de la villa de Lekeitio por merced real, hasta su muerte en 1596.

Según consta en las capitulaciones matrimoniales de Juan Adán de Sámano y Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez, Martín García Adán de Yarza, renunció en su yerno, Juan Adán de Sámano, el Prebostazgo de la villa de Lekeitio, la Alcaldía del Fuero de Bizkaia, el patronato de la iglesia de San Miguel de Ereño y todas las otras mercedes.

En caso de que el matrimonio se disolviere sin hijos, como finalmente sucedió, se estipulaba que, la hacienda del dicho solar y casa de Zubieta volviese a la persona que por el dicho Martín García Adán de Yarza fuese señalada.

Al morir Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez, Santiago de Uribe reclamó que la prebostad de la villa de Lekeitio pasase a manos de su hija Magdalena Adán de Yarza y Uribe, sobrina y heredera universal de la difunta, pero Juan Adán de Sámano no se la quiso entregar, pretendiendo ostentar dicho título de por vida, aduciendo que “a el se le hizo merced”.

Finalmente llegaron a un acuerdo por el cual Juan Adán de Sámano renunciaba al título de prebostad a favor de Santiago de Uribe a cambio de “seis mil escudos y otras cosas de interes e que en su contrato se contienen”.

Santiago de Uribe gozó del título de prebostad de la villa de Lekeitio hasta su muerte, el 6 de enero de 1596; tras la cual el rey Felipe II nombró como preboste a Rodrigo de Solarte, que aparece como tal en 1596; a este le siguieron en el oficio de preboste Juan de Gueztara, Martin de Bidaurreta y Juan de Leaegui, hasta que en 1604 fue nombrado Gaspar de Alvear para el desempeño de este oficio.

Según declaraciones de Sebastián López del Puerto, abogado vecino de Lekeitio que vivió en esa época, sabemos que:

desde que havia muerto Santiago de Uribe ultimo Preboste merçenario marido y padre de los dichos doña Maria y Martin Garçia que havia sido por seis de henero del año pasado de mill y qsº y nobenta e seis [06-01-1596] Rodrigo de Solarte e Juan de Gueztara e Martin de Bidaurreta e Juan de Leaegui que uno en pos de otro le havian subçedido avian continuado llebado e gozado los dichos asientos honores e preeminençias cada uno en su tiempo respectibamente”.

Tras la muerte de Santiago de Uribe, su esposa María Adán de Yarza e Idiaquez había cedido la administración del patronato de San Miguel de Ereño al General Juan de Urive y Apalloa, hermano de su esposo, con la condición de que, cuando su hija Magdalena Adán de Yarza y Uribe se casase, se lo debía entregar a esta como heredera que era de los solares de Yarza y Zubieta, cosa que así cumplió el mencionado Juan de Uribe y Apalloa.

Una vez muerto Santiago de Uribe, los honores que de facto, aunque no de derecho, habían gozado hasta esa fecha los señores de Yarza y Zubieta en la iglesia de Santa María, comenzaron a ser discutidos y negados por el concejo y vecinos de Lekeitio.

13º-Antonio Adán de Yarza y Larrategui / Magdalena Adán de Yarza y Uribe.- Tras la muerte de Magdalena Adán de Yarza e Idiaquez, ocurrida entre 1584 y 1588, los solares de Yarza y Zubieta y sus pertenecidos, pasaron a su sobrina Magdalena Adán de Yarza y Uribe cuando esta llegó a su mayoría de edad; había sido bautizada en Sta. Mª de Lekeitio el día 8 de diciembre de 1580.

Mediante contrato matrimonial, otorgado en el solar de Zubieta el 4 de noviembre de 1602 y aprobado el 30 de mayo de 1603, casó entre 1603 y 1604 con Antonio Navarro de Larrategui, convirtiéndose este en señor de las casas de Yarza y Zubieta, por lo que en adelante utilizaría el apellido de dichos solares pasando a nombrarse Antonio Adán de Yarza y Larrategui.

Tuvieron seis hijos:

  1. Antonio Adán de Yarza Larrategui, heredero de los solares de Yarza y Zubieta;
  2. Laurenza Jacinta Adán de Yarza y Larrategui;
  3. María Jacinta Adán de Yarza y Larrategui;
  4. Magdalena Adán de Yarza y Larrategui, contrajo matrimonio en Santa Mª de Lekeitio el día 22 de enero de 1652 con Francisco Eguiluz Corcuera;
  5. Catalina Adán de Yarza y Larrategui; y
  6. Ana María Adán de Yarza y Larrategui, bautizada en Santa Mª de Lekeitio el día 3 de octubre de 1619.

Antonio Navarro de Larrategui, nacido accidentalmente en Logroño en 1554, era hijo de Juan Navarro de Larrategui y de Catalina Sáenz de Oyanguren Legazpi y Aguirre. Su madre era descendiente de la línea Zabaleta de la casa de Balda.

Entró a servir muy joven en la Corte de Felipe II y en la presidencia de Hacienda, de la que fue trasladado al Consejo Real con el cargo de secretario del presidente, Rodrigo Vázquez Arce. En 1586 fue nombrado contador de la Real Hacienda de la provincia de Chile, cargo que desarrolló hasta 1593. Aportaba también al matrimonio varios títulos y rentas, entre los que se encontraba el título de secretario del rey Felipe III.

Antonio Adán de Yarza y Larrategui, tras su casamiento con Magdalena Adán de Yarza y Uribe, solicitó en 1604 el amparo del Consejo Real en la posesión del título de preboste de la villa de Lekeitio, por encontrarse este, desde 1604, en poder de Gaspar de Alvear Salazar por merced real de Felipe III; aduciendo que dicho título había estado desde tiempo inmemorial en manos de los señores de las casas de Yarza y Zubieta, por lo cual no se le podía hacer merced del título de preboste a Gaspar de Alvear por ser, dicho título, inherente a las casas de Yarza y Zubieta y tocarle a él como señor de dichas casas.

Antonio Adán de Yarza y Larrategui presentó ante el Consejo Real una cédula de los Reyes Católicos fechada en Zaragoza a 19 de septiembre de 1493, en la que se concedía a Francisco Adán de Yarza el título de preboste de la villa de Lekeitio por juro de heredad, para siempre jamás para él y sus sucesores en los solares de Yarza y Zubieta; con lo que reclamaba para sí el título de preboste, como anteriormente lo gozaron Santiago de Uribe, Juan de Sámano, Martín García Adán de Yarza, Francisco Adán de Yarza, Rodrigo Adán de Yarza, Ochoa López de Yarza y Juan García de Yarza, padres, abuelos, bisabuelos y antepasados de Magdalena Adán de Yarza y Uribe, los cuales fueron señores de dichos solares.

Visto en el Consejo Real el pleito interpuesto por Antonio Adán de Yarza y Larrategui contra Gaspar de Alvear Salazar, dieron sentencia absolviendo a Gaspar de Alvear de la mencionada demanda interpuesta por la posesión del oficio de preboste, reservando a salvo el derecho de Antonio Adán de Yarza y Larrategui para que, en cuanto a la propiedad de dicho oficio de preboste, siguiese su lucha como le conviniese, y el Señorío de Bizkaia la suya en cuanto a lo pedido contra Gaspar de Alvear que no podía tener el oficio de preboste por no ser natural del Señorío de Bizkaia.

En un acta realizada el 16 de octubre de 1606 por el escribano Martín de Narea, a petición de Antonio Adán de Yarza y Larrategui, se da fe de que, reunidos en la capilla de San Pedro de la iglesia de Santa Mª de Lekeitio para la misa de honra que se hacía a los difuntos vecinos de la villa, se sentaron en un mismo banco, se supone que en el banco principal, primero los dos Alcaldes, el de la Cofradía de mareantes de San Pedro y el Alcalde del Regimiento, inmediato a estos Antonio Adán de Yarza y Larrategui, señor de los solares de Yarza y Zubieta, y seguidamente Juan de Leaegui como preboste mayor de la villa de Lekeitio.

En este caso me quiero referir al hecho de que, Juan de Leaegui, figure como preboste mayor de la villa de Lekeitio en 1606, en un momento en el que se estaba pleiteando por la titularidad del oficio de preboste de la villa de Lekeitio. No puedo confirmarlo pero me atrevo a pensar que, visto en el Consejo Real el pleito interpuesto por Antonio Adán de Yarza y Larrategui, contra Gaspar de Alvear Salazar, y la demanda presentada ante el Señorío de Bizkaia en cuanto a que Gaspar de Alvear no podía tener el oficio de preboste por no ser natural del Señorío de Bizkaia, el rey, mientras se dirimía sobre la titularidad del oficio de preboste, nombró a Juan de Leaegui preboste de la villa.

El acta de 16 de octubre de 1606 al que me refiero fue realizada, a petición de Antonio Adán de Yarza y Larrategui, queriendo demostrar que el jefe del linaje Adán de Yarza, aunque en ese momento de la historia no estuviese ocupando el oficio de preboste de la villa, tenía el privilegio de sentarse en el banco principal de la iglesia de Santa Mª de Lekeitio, inmediato a los Alcaldes y en lugar anterior al preboste, por ser dueño de los solares de Yarza y Zubieta.

Esta era una de las preeminencias que gozaban de facto los señores de Yarza y Zubieta, aunque no les correspondía de derecho. Preeminencias que habían comenzado a ser discutidas y negadas por el concejo y vecinos de Lekeitio, por lo que, los señores de Yarza y Zubieta, no perdían ninguna ocasión para hacer que se levantase acta de lo que ocurría en los actos oficiales de la parroquia.

El 15 de junio de 1608 se extiende Cédula Real de Felipe III, la cual concluye que, estando el negocio en este estado, por librarle de pleitos y gastos y para poder servir mejor al rey en su oficio de Secretario del Presidente del Consejo Real, Antonio Adán de Yarza y Larrategui, con licencia y aprobación del rey, llegó a un convenio con Gaspar de Alvear, y en conformidad con dicho convenio se le confirmó la merced de la prebostad para él y sus sucesores en las casas de Yarza y Zubieta perpetuamente por juro de heredad para siempre jamás, agradeciéndole todos los servicios prestados en las presidencias de Hacienda, Indias, en el Consejo y en otras muchas diferentes ocasiones y negocios grandes y de mucha calidad e importancia desde el año 1575 hasta el día de la fecha.

Asimismo, en la mencionada Cédula Real, se ordena que se pague a Antonio Adán de Yarza y Larrategui el salario de preboste con carácter retroactivo desde el día 1 de enero de 1604 hasta el día que tomase posesión del oficio de preboste.

El 30 de octubre de 1608, Antonio Adán de Yarza y Larrategui, en escritura pública presentada ante Cristóbal López del Puerto, declara que, habiendo estado la prebostad de la villa de Lekeitio desde tiempo inmemorial en manos de los dueños de las casas de Yarza y Zubieta, él se había hecho con la vara de la prebostad de la Villa de Lekeitio después de un largo pleito tras el que se la compró por catorce mil ducados a Gaspar de Albear y Salazar, el cual la ostentaba por merced real.

Antonio Adán de Yarza y Larrategui, hizo donación del título de preboste a su esposa Magdalena Adán de Yarza y Uribe para que, incluyéndolo en el mayorazgo de los solares de Yarza y Zubieta, lo heredasen sus sucesores. El título de la prebostad confirmado finalmente por el rey, en uno de sus capítulos, daba la facultad de vincular la prebostad de la villa de Lekeitio al mayorazgo de los solares de Yarza y Zubieta, para que así pudiera ser heredado por los sucesores en dichos solares.

Al mismo tiempo que Antonio Adán de Yarza y Larrategui presentó la Cédula de los Reyes Católicos en la que se concedía a Francisco Adán de Yarza el título de preboste de la villa de Lekeitio por Juro de heredad, presentó también otra Cédula de los Reyes Católicos fechada en Medina del Campo a 12 de junio de 1494 en la que le hacían merced a Francisco Adán de Yarza del monasterio de San Miguel de Ereño con sus diezmos y patronato, con lo que Antonio Navarro de Larrategui solicitaba que ésta merced siguiese valiendo y le fuese guardada a pesar de ciertas leyes que lo pudieran impedir. El 15 de junio de 1608 Felipe III le confirmó la merced del monasterio de San Miguel de Ereño con sus diezmos y patronato, sin impedimento de la ley del año 1480.

A los cuatro años de residir en la torre de Zubieta, recibió una orden real con el nombramiento de secretario de los Archivos Reales de Simancas, cargo que desempeñó hasta 1614, en que nuevamente se retiró a su torre de Zubieta; de la cual volvió a ausentarse en 1615 para acompañar a la regia comitiva que celebró en el río Bidasoa la recíproca entrega de las princesas de España y Francia, ésta para casarse con el primogénito de Felipe III y aquella con el nuevo rey Luís XIII de Francia, acompañado de 150 infantes y marineros de Lekeitio uniformados, armados y disciplinados a su costa.

Durante su retiro en la villa de Lekeitio desempeñó los cargos de preboste y Alcalde de la Merindad de Busturia.

En julio de 1619 fue nombrado secretario del príncipe Filiberto Manuel de Saboya venido en rehenes a España por alteraciones promovidas por su padre el duque Carlos Manuel en los Estados españoles de Italia, y en septiembre del mismo año se le ordenó trasladarse a Génova en busca de su alteza para acompañarle a Turín y para que viese a su padre. Fue en ésta ciudad donde un año más tarde publicó su Epitomé de los Señores de Vizcaya, publicada en 1620 en Turín.

En 1621 fue nombrado Alcaide y Alcalde Mayor de la Villa de los Arcos. En las mismas fechas, acompañó a Sicilia, en calidad de secretario, al príncipe Filiberto cuando éste fue nombrado Virrey de Sicilia, donde Antonio Adán de Yarza y Larrategui obtuvo el honroso título de Patricio que le dispensó el Senado de Messina con fecha 16 de julio de 1622, así como a su hijo Antonio que le acompañaba, con la facultad de usar de sus leyes e inmunidades, y de obtener cargos honoríficos como si fuese natural de aquella ciudad.

En 1620, en una de sus estancias en Turín, consiguió hacerse con una réplica de la Sábana Santa de ésta ciudad y la donó a la iglesia de Santa María de Lekeitio, estuvo durante muchos años guardada en el tabernáculo del altar de Nuestra Señora de la Antigua; actualmente se encuentra expuesta al público en la capilla de San Joaquín y Santa Ana de la misma iglesia. Antiguamente, el día 3 de mayo, festividad de Santa Elena, se celebraba una misa y se sacaba ésta sábana en procesión.

En 1602, la torre de Yarza, se encontraba arrendada por 14 ducados al año; esta torre fue la que dio nombre al linaje Adán de Yarza.
Antonio Adán de Yarza y Larrategui murió en Sicilia el 31 de julio de 1624 a causa de la peste.

14º-Antonio Adán de Yarza y Larrategui.- Hijo de los anteriores; bautizado en Santa Mª de Lekeitio el día 1 de mayo de 1617. Contrajo matrimonio con María de Axpe Munibe y Aranzibia, bautizada en Nuestra Señora de Zeanuri el día 25 de mayo de 1625.

Tuvieron varios hijos:

  1. Antonio Jacinto Adán de Yarza y Axpe casado con Teresa Brigida de Zaldivar, herederos de los solares de Yarza y Zubieta;
  2. María Jacinta Adán de Yarza y Axpe, bautizada en Santa Mª de Lekeitio el día 7 de octubre de 1650, contrajo matrimonio con Pedro Francisco de Sarricolea Zubiaur (Aguirre Rivas) en la iglesia de La Asunción de Nuestra Señora de Zeanuri el día 30 de mayo de 1678;
  3. Antonia Adán de Yarza y Axpe, y
  4. Ursola Jacinta Manuela Adán de Yarza Larrategui Axpe, casada con Juan Antonio Arriola Amuscotegui en San Bartolomé de Elgoibar el día 20 de noviembre de 1686.

Político vizcaíno del siglo XVII, hijo del conocido escritor y político Antonio Navarro de Larrategui. Fue Caballero de Santiago, señor de los solares de Zubieta y Yarza, preboste de la villa de Lequeitio, Alcalde de Fuero de la Merindad de Busturia y Zornoza, Diputado General vizcaíno en 1650, perpetuo Alcalde Mayor y Alférez Mayor de la villa de Los Arcos y su partido.

Fue, al igual que su padre, consejero y secretario del príncipe Filiberto de Sicilia, por lo que el 28 de agosto de 1625 fue nombrado ciudadano de la ciudad de Palermo, así como su descendencia.

En 1622, Antonio Adán de Yarza y Larrategui, se encontraba inmerso en un pleito con la villa, a causa de que pretendía eximir la Casa de Zubieta de la jurisdicción de la villa de Lekeitio. El pleito continuaba en 1624, pues, las Juntas del Señorío de Bizkaia, trataron sobre la solicitud presentada por Antonio Adán de Yarza sobre la exención de la casa de Zubieta de la jurisdicción de la villa de Lekeitio; la villa se opuso a las pretensiones del señor de Zubieta.

En fecha desconocida, entre 1624 y 1660, las Juntas del Señorío de Bizkaia fallaron a favor de la casa de Zubieta en el pleito que enfrentaba a ésta con la villa de Lekeitio.

Ello se hace patente cuando en 1660, a la exigencia expuesta por el señor de Zubieta sobre que “el Cabildo Eclesiastico de la Yglesia de la Parroquia de Sta Maria de la Villa de Lequeitio fuese hasta la Casa de Zubieta a conducir cadáveres a dicha Parroquia con sobrepelliz, capas y ornamentos preciosos y la Villa franquease las andas de la fábrica para conducirlo", por parte del Cabildo eclesiástico se le responde que “las andas solamente se daban a los vecinos de la Villa y no a los exentos de la jurisdicción, y los ornamentos preciosos hasta el acompañamiento del humilladero del portal Viejo.”

Las Juntas del Señorío, para esta sentencia, se basaron en que las anteiglesias eran anteriores a las villas. De ésta manera la casa de Zubieta quedaba fuera de la jurisdicción de la villa de Lekeitio, y se integraba en la tierra llana del Señorío de Bizkaia, dentro del término de la anteiglesia de Ispaster.

En 1657, comienza un largo pleito entre Antonio Adán de Yarza y Larrategui y el concejo de la Villa de Lekeitio, pleito que llegó al Tribunal de la Rota y duró hasta el año 1668, debido a que aquel pretendía preeminencias y honores en la Iglesia Parroquial de Santa María de la villa de Lekeitio. Privilegios que de hecho, aunque no de derecho, habían gozado hasta esa fecha los señores de Yarza y Zubieta en la iglesia de Santa María; los cuales pretendían mantener para, de alguna manera, paliar los efectos de la crisis económica que sufría este linaje, al igual que todos los poderosos linajes; pleito que finalmente perdieron por sentencia del Tribunal de la Sagrada Rota, dictada en Roma a 3 de agosto de 1668.

Estas preeminencias que perdieron en 1668 consistían en:

  1. tener tumba levantada, en la nave del Altar de Nuestra Señora de la Antigua, en la cual se enterraban los señores de la casa de Zubieta; tumba que el concejo de la villa había mandado quitar;
  2. tener escudos con las armas de las casas de Yarza y Zubieta sobre la mencionada tumba;
  3. que acabada la misa, el preste, diese responso en la tumba de la casa de Zubieta;
  4. preeminencia de asiento en la iglesia de Santa María de Lekeitio, sentándose junto al Alcalde de la villa;
  5. caminar, en las procesiones y actos públicos, al lado derecho del alcalde del Regimiento de la villa;
  6. que en el altar mayor de la Iglesia de Santa María de Lekeitio se celebrasen únicamente misas en sufragio de los difuntos de la casa de Zubieta; y
  7. entrar en la iglesia, ofrecer y tomar la paz antes que cualquier otro vecino.

De todo ello se deduce que lo que pretendían era gozar de privilegios que únicamente tocaban al patronato de Santa María de Lekeitio, patronato que desde 1325 se encontraba en manos de la villa.

La ostentación pública de estos privilegios escenificaba el poder social de los señores, haciendo patente su posición dominante en la comunidad. La pérdida de estos privilegios conllevaba el desprestigio y, en cierta medida, la desobediencia hacia el poder de los Parientes Mayores.

15º-Antonio Jacinto Adán de Yarza y Axpe.- Hijo de los anteriores; bautizado en Santa Mª de Lekeitio el día 27 de septiembre de 1648.
Casó en primeras nupcias con Ana María Adán de Eguiluz y Corcuera, la cual murió sin descendencia.

Contrajo matrimonio en segundas nupcias, en San Miguel Arcángel de Vitoria el día 16 de abril de 1686, con Teresa Brígida de Zaldivar y Ortiz de Landazuri, hija de los Condes de Saucedilla. Tuvieron al menos una hija llamada Josefa Jacinta Adán de Yarza y Zaldivar, heredera de los solares de Yarza y Zubieta.
Utilizó el mismo nombre y apellidos que su padre, Antonio Adán de Yarza y Larrategui.

Murió en noviembre de 1686 en Indias.

16º-Miguel Vélez de Larrea y Llona / Josefa Jacinta Adán de Yarza y Zaldivar.- Hija de los anteriores; bautizada en Santa Mª de Lekeitio el día 13 de enero de 1687.

Contrajo matrimonio con Miguel Vélez de Larrea y Llona; bautizado en la iglesia del Señor Santiago de Bilbao el día 19 de febrero de 1656.

Fue Caballero del Hábito de Santiago y señor del palacio de Vélez de Larrea llamado Urgoiti, situado en el barrio de El gallo de la anteiglesia de Galdakao, y que él mismo mandó construir. Natural y originario de la villa de Bilbao, hijo de Cristóbal Vélez de Larrea y Espilla, natural y originario de la villa de Uñana en Gipuzkoa, y de María Teresa de Llona y Aroldo, natural y originaria de Bilbao.

Parece que la torre de Zubieta no era ya suficiente para una familia que cada vez cobraba más importancia en la corte. Por lo que Miguel Vélez de Larrea, con planos traídos de Madrid, proyectó una nueva mansión que realzase aún más el solar. Jaione Velilla, propone como fecha probable de la construcción del nuevo palacio los años centrales del siglo XVIII, atendiendo fundamentalmente a los elementos de la fachada principal.

En 1716 ya se había iniciado la construcción del palacio actual, para lo cual se derribó toda la edificación anterior, excepto un pequeño cubo y dos lienzos de la muralla vieja.

Trabajó como maestro cantero Andrés de Basabe, vecino de esta villa, y a sus ordenes el cantero Francisco de Pagate, natural de Barinaga.
En la fachada principal intervino el famoso maestro, Martín de Zaldua, a quien algunos proponen como el arquitecto principal de esta obra. En 1722 se dio un empuje definitivo a las obras, realizándose nuevos contratos con otros canteros, arquitectos, carpinteros y ensambladores.

Según se desprende de la documentación aportada por Jaione Velilla, Miguel Vélez de Larrea y su esposa Josefa Jacinta Adán de Yarza y Zaldivar residían hacía tiempo en Madrid.

Los escudos y las torres son obra del maestro cantero Martín de Malaxbeitia, vecino de esta villa, por encargo del maestro cantero Domingo de Abaria, vecino de Vergara, al cual se le encargaron el 21 de junio de 1722. Las torres debían ser terminadas para primeros de noviembre de 1723.

Terminada la obra del nuevo palacio de Zubieta, en 1725, se hace el apeo que aparece en un documento del escribano Nicolás de Zatica en que se describe el nuevo palacio y su entorno, haciéndose mención a que, “tiene su entrada por el medio del cerrado, con un portal a modo de Puerta y en la Cabecera un escudo de Armas sacado en Piedra marmol blanco, donde se descubre la fachada del referido Palacio.”

De lo que se puede deducir que la entrada mencionada era la única existente, de lo contrario habrían mencionado las demás entradas. Además, por lo que se lee, parece que se refiere a la entrada que hoy día existe frente a la fachada principal, pero ese portal hoy día no conserva el escudo a que se hace mención en el documento de Nicolás de Zatica.

La escultura de San Miguel fue realizada en 1728 por el maestro escultor cántabro vecino de Gueñes, Andrés de Monasterio y Cueto.

17º-Fernando Adán de Yarza y Vélez de Larrea.- Hijo de los anteriores. Casó Con Bernarda de Tavira y Cerón-Cuevas, hija de los Marqueses de Cerro de la Cabeza. Tuvieron al menos un hijo llamado Antonio Adán de Yarza y Tavira que casó con Mª Ramona de Barbachano y Arbaiza.

Ingresó en la Orden de Malta el 26 de enero de 1720, según consta en el Índice de pruebas de los Caballeros que han vestido el hábito de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta). Se le consigna como Capitán de Infantería del Regimiento de la Reina.

Su esposa, Bernarda de Tavira, fue retratada por Goya, así como su hijo y nuera, según refiere Fernando de la Cuadra-Salcedo en su trabajo Los Goyas inéditos de Vizcaya.

Su hermano Manuel Vélez de Larrea y Adán de Yarza, nació en Madrid en 1717 y fue nombrado Caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén en fecha 30 de noviembre de 1734. Fue Alférez de Navío.

18º-Antonio Adán de Yarza y Tavira.- Hijo de los anteriores. Contrajo matrimonio en la Catedral de Santiago de Bilbao el día 3 de noviembre de 1787 con Mª Ramona de Barbachano y Arbaiza, hija de Juan Antonio de Barbachano y de María Josefa de Arbaiza Berrueta. Tuvieron, que se sepa, un hijo llamado Fernando Adán de Yarza y Barbachano.

Fue Caballero Maestre de Granada, señor del palacio de Urgoiti de Galdakao, del palacio de Zubieta de Ispaster y de la Torre de Yarza de Lekeitio. Patrono único divisero de la iglesia de San Miguel de Ereño y sus anexas Jesús de Ea y San Pedro de Bedarona. Copatrono de la iglesia de San Andrés de Ibarrangelu y sus anexas San Juan de Ea, Santa María de Natxitua y Santa Engracia de Acorda.

Dueño de las tercias de la iglesia parroquial de Santa María de Lekeitio y sus cinco anteiglesias anexas; preboste de la villa de Lekeitio; Alcalde del Fuero de las Merindades de Busturia y Zornoza y Ciudadano de Palermo.

Antonio Adán de Yarza y Tavira, su madre Bernarda de Tavira y Cerón-Cuevas, y su esposa Mª Ramona de Barbachano y Arbaiza fueron retratados, por separado, por Goya.

Estos tres cuadros, pertenecientes a la familia Adán de Yarza, fueron llevados en 1936 a Francia por temor a que desaparecieran durante la guerra, y no volvieron de allí, según testimonio de José Mª de Ucelay, director de Bellas Artes del Gobierno de Euskadi durante la guerra civil de 1936. Posteriormente, varios críticos de arte e historiadores, han intentado localizarlos sin éxito.

Fernando de la Cuadra-Salcedo fecha estos cuadros entre 1787 y 1790. El de Bernarda de Tavira lo fecha en 1787 en Mondragón. De estos cuadros, antes de la Guerra Civil de 1936, se da noticia en el diario El liberal, de fecha 14 de abril de 1928 en un artículo sin firma. También da cuenta de ellos Fernando de la Cuadra-Salcedo en un folleto publicado en Bilbao en 1936.

19º-Fernando Adán de Yarza y Barbachano.- Hijo de Antonio Adán de Yarza y Tavira y de Mª Ramona de Barbachano y Arbaiza. Nieto paterno de Fernando Adán de Yarza y Vélez de Larrea y de Bernarda de Tavira. Nieto materno de Juan Antonio de Barbachano y de María Josefa de Arbaiza Berrueta.

Contrajo matrimonio en la Catedral de Santiago de Bilbao el día 18 de mayo de 1808 con Ramona Mª de Zénica y Gastañaduy, Señora de las Casas Solares de Salinas y Barrutia de Echaguibel (Palacio de Udala) y de sus mayorazgos en Mondragón, Echezarreta en Ybarra y Sagastiberria en Ormáiztegui. Murió en vida de su padre.

Tuvieron varios hijos:

  1. Carlos Adán de Yarza y Zénica casado con Clotilde Torre Lequerica y Ulibarri;
  2. Mª Dolores Adán de Yarza y Zénica, bautizada en la Catedral de Santiago de Bilbao el día 11 de enero de 1815.

20º-Carlos Adán de Yarza y Zénica.- Hijo de Fernando Adán de Yarza y Barbachano y de Ramona Mª de Zénica y Gastañaduy, bautizado en la Catedral de Santiago de Bilbao el día 7 de noviembre de 1811. Nieto paterno de Antonio Adán de Yarza y Tavira y de Mª Ramona de Barbachano y Arbaiza.

Contrajo matrimonio en la iglesia de San Juan Bautista de Arrasate (Mondragón) el día 15 de agosto de 1841 con Clotilde Torre de Lequerica y Ulíbarri (Partida Matrimonial de Lekeitio 20-09-1841).

Tuvieron cuatro hijos:

  1. Mario Adán de Yarza y Torre Lequerica, heredero, casado con Teresa de Mazarredo y Echezarreta;
  2. María de las Nieves Adán de Yarza y Torre Lequerica casada con José María Solano y Eulate;
  3. Ramón Adán de Yarza y Torre Lequerica casado con Dolores de Gortazar y Arriola;
  4. María de las Mercedes Adán de Yarza y Torre Lequerica, bautizada en Santa Mª de Lekeitio el día 1 de septiembre de 1855, que murió soltera.

Fue Caballero Maestre de Granada y Padre de provincia del Señorío de Bizkaia. Sucedió a su abuelo Antonio Adán de Yarza y Vélez de Larrea y a su madre Ramona Mª de Zénica y Gastañaduy en los mayorazgos que poseyeron, con todos los honores y prerrogativas inherentes a los mismos. Murió en Bilbao el 8 de marzo de 1864.

Estos cuatro hijos de Carlos Adán de Yarza y Zénica y de Clotilde Torre de Lequerica y Ulíbarri, dieronn comienzo a cuatro ramas de sucesión del solar de Zubieta.